fbpx

Blog

(Tráiler) Por qué no creo que haya corrupción en las oposiciones del Ayuntamiento de Zaragoza

Ante las noticias que van surgiendo sobre esto, en las que parece que todo el mundo se ha lanzado a la caza de los famosos puntitos al final de las preguntas, estoy haciendo un artículo de investigación con todos los exámenes de los últimos años, que tenía ya por aquí para elaborar nuestra Base de Datos de Preguntas Reales.

Pero como el esperpento político no hace más que engordar, la última la del PSOE diciendo que hay un tercer examen sospechoso, os dejo aquí un pequeño trailer. Tenéis aquí este tercer examen que dice el PSOE que también es sospechoso… juzgad por vosotros mismos… No os digo que penséis como yo, pero pensad.

En 1 pregunta de 85 -la pregunta 4- falta un puntito, y en otra -la 5- sobra, hasta ahí de acuerdo. Pero es que siguiendo esta misma lógica de los puntitos el sistema nos falla en la pregunta 42, donde la respuesta que destaca por no llevar puntito -B- no es la correcta, la correcta es la C. Y lo mismo en la 54, donde la que destaca por no llevar puntito -C- tampoco es la que habría que marcar, la correcta es la B.

Por tanto el “sistema” hace aguas por todas partes. Porque no existe tal “sistema”.

Para que fuera un sistema de amaño tendría que se coherente, tendría que haber una clave que se supone que se le ha dado al aspirante al que se busca favorecer para que siga esa pauta. Pero claro, si fiándose de marcar la que destaca a veces aciertas y a veces no, ¿qué basura de sistema de amaño es ese?

Esto se está convirtiendo en un circo político.

Ante las cuestiones que han aparecido, dos teorías podrían dar sentido a los hechos: la teoría de la conspiración y la teoría de la incompetencia. Y me inclino decididamente por la incompetencia a la hora de hacer una corrección de estilo y revisión gramatical y de puntuación en el examen.

Os dejo el primer razonamiento de por qué no creo que esto sea un sistema de corrupción en las oposiciones del Ayuntamiento.

  1. No tiene ningún sentido como método de apaño

Hay que analizar lo que implica el decir que se trata de un sistema consciente y premeditado de indicar a algunos opositores las respuestas correctas.

Básicamente se trata de que uno de los miembros del Tribunal quiere que uno o varios aspirantes acierten esas preguntas. Vale. Y para ello, envía la preguntas al Presidente del Tribunal marcadas, en la esperanza de que éste no se dé cuenta, o se ha puesto de acuerdo con él para que no las modifique en la redacción definitiva. Y en un documento que es público dejas una huella que cualquier persona puede ver, y que no hay más que ver el expediente para saber quién es el autor de la pregunta. Todo para que el algún alumno sepa la respuesta durante el examen.

Porque a todo esto, a los aspirantes a los que se busca favorecer de alguna manera habrá que comunicarles el “método” que deben seguir. Las pistas que deben buscar, o en qué se tienen que fijar.

Y digo yo, ¿no hay maneras mucho más eficientes de amañar el examen, como por ejemplo no sé, tomarte un café con el aspirante, o darte un paseo, o cruzarte con él “casualmente” en el pasillo de los yogures del Mercadona y decirle las preguntas que le quieras decir o las respuestas que debe marcar y ya está? ¿Sin que quede constancia en ningún sitio, sin nada escrito, ni pruebas que te puedan implicar? Total, ya que tienes que ponerte en contacto de alguna manera con esos aspirantes para darles “la clave” para interpretar el “sistema”, ¿por qué no ya decirle directamente las preguntas y las respuestas?

Si yo fuera miembro de un Tribunal y quisiera filtrarle preguntas a alguien, no lo haría de una manera tan burda, tosca y obscena como marcar la pregunta en un documento que todo el mundo tiene, que se publica en internet, y que se puede trazar la huella de la autoría hasta mí. Se las diría de una manera mucho más difícil de demostrar y de que me pudieran implicar, y además haciéndolo así no tengo que contar con el Presidente del Tribunal, quien podría volverse en mi contra y echarme a mí el muerto si las cosas se tuercen.

Desde luego si esto es una conspiración es digna del Guinness de los récords por ser el amaño más estúpido de la Historia.

Whatsapp a Oposiciones Áctur