fbpx

Blog

El aprobado de Schrödinger

Estar en la situación del aprobado de Schrödinger es un horror, para qué nos vamos a engañar. Por no decir otra palabra.

Y en estos momentos muchos de vosotros estáis en esta situación en el proceso de 10 plazas de Auxiliar administrativo de la Diputación Provincial de Zaragoza, y muchos más lo estaréis cuando pase el primer proceso de las 78 plazas de Auxiliar administrativo del Ayuntamiento de Zaragoza, así como cuando terminen los exámenes de TMG y otros procesos que tenemos en marcha en otras Administraciones.

¿Y eso qué es? ¿Qué significa? ¿Quién es Schrödinger? Bien, el señor Schrödinger en sí no nos importa, fue un físico famoso con nombre vikingo que era de la quinta de Einstein, y que ya se murió (no sería tan listo…). Nos importa su gato, el famoso “gato de Schrödinger”. ¿Has oído hablar de él?

El experimento del gato de Schrödinger según la Wiki es una paradoja respecto de la superposición cuántica como resultado de estar vinculado a un evento subatómico aleatorio que puede ocurrir o no. Está clarísimo (luego os quejáis de que si la caducidad no sé qué y la prescripción no sé cuántos…)

La idea viene a ser que si se mete a un gato en una caja, junto con un frasco de veneno que se rompe o no aleatoriamente en función de si se detecta una cierta radiación que puede estar o no (esa parte no nos importa). La cosa es que al cabo de cierto tiempo el gato está a la vez vivo y muerto. Al menos hasta que se abre la caja, y se ve qué ha pasado. Con la caja cerrada, el gato debe concluirse que está a la vez vivo y muerto, está en un estado de “superposición cuántica”, estando vivo y muerto a la vez y hasta que no se abre y se ve no se puede concluir otra cosa de manera definitiva.

Los memes están servidos.

Schrödinger's Cat Is Dead/Alive | Schrodingers cat, Physics humor, Nerd  humor
Wanted Dead or Alive: Schrödinger's Cat! | Schrödingers katze, Nerd-humor,  Wissenschaft humor
Mikel Torres on Twitter: "Jamás me cansaré de los memes del gato de  Schrodinger." / Twitter

Pues bien, ¿qué tiene eso que ver con las oposiciones? Pues que el “aprobado de Schrödinger” es ese opositor que a la vez tiene plaza y no tiene plaza. Podría considerarse a un aprobado de Schrödinger al opositor que cumple estas dos circunstancias a la vez:

  • sabe que tiene más de un 5, o se lo intuye con mucha seguridad (en un test es fácil, en un examen de otro tipo es más difícil de afinar pero puedes saber si te ha ido bien o mal)
  • todavía no tiene las notas definitivas publicadas y no sabe tampoco lo que habrá sacado el resto de aspirantes, porque faltan por salir las del último ejercicio o porque falta alguna valoración de méritos o algo así

Cuando se dan ambas circunstancias, es cuando un opositor está en esa situación del aprobado de Schrödinger, en la cual se combinan una esperanza razonable de tener plaza con la posibilidad de que todavía no se tenga.

Esta situación es una mierda, y hace que a la gente se le vaya la cabeza completamente. Así que avisados quedáis, porque la única manera de no estar en esta situación cuando pase este examen de Auxiliares administrativos es que tengáis menos de un 5, y por lo tanto ya esté claro que no vais a aprobar. Ahí el gato está directamente muerto, queda claro. Pero eso le va a pasar a los demás, no a vosotros, así que os vais a encontrar en esta situación durante algún tiempo.

Y el tiempo puede ser largo. En el último proceso de Técnico Auxiliar de Recursos Humanos tardaron casi 4 meses en publicar notas, por ejemplo. No es lo normal, pero unas cuantas semanas no os las va a quitar nadie.

Cuando esto pasa, el aspirante se desquicia completamente intentando saber su nota exacta y las notas de los demás. Si es un examen tipo test, cada aspirante sabe su nota (aunque sea más o menos) pero no sabe la del resto, así que empiezan a correr los rumores de “tú cuanto tienes”, o me empezáis a preguntar a mí “oye qué notas te ha dicho la gente”, y cosas así, y empiezan los mentideros virtuales a echar humo intentando jugar a la brujería con la nota de corte. Igual que con las fechas, con los Tribunales, y básicamente con todo.

Pero claro con esto la gente hace como con otras cosas, y siempre tienden a decir uno, dos o a veces hasta tres más. En este caso no centímetros sino puntos. Con las preguntas la gente suele jugar al parchís, come una y cuenta veinte. La gente asume que van a aceptar todas sus impugnaciones y las cuenta ya como buenas. La gente dice que no está segura porque algunas no las apuntó en el cuestionario pero que más o menos tiene X… vamos, ciencia pura. Así que por muy desesperados que estéis cuando hayáis hecho el examen y no sepáis las notas de la gente, no cedáis a este tipo de marujeos virtuales porque no os va a dar lo que buscáis, que es una seguridad. No os va a dar algo a lo que agarraros porque nunca os vais a poder fiar de lo que la gente cuenta. Y cuando salen las notas de verdad siempre hay sorpresas.

Y es que al final la nota de corte puede estar en un 5, o puede estar en un 10. Nunca lo vais a saber. Si el examen es fácil, es fácil para todos, y los que más notas saquen sacarán un 7 alto, un 8, un 9… Pero si el examen es chungo, es chungo para todos, y a lo mejor con un 5.0 puedes sacar plaza (hay veces que se pasan de frenada y ni siquiera cubren todas las plazas convocadas…)

Cuidado con estas idas de pinza después del examen, que no solo no os van a dar nunca la certeza que buscáis, sino que además os van a generar una ansiedad y una angustia vital de la que luego he visto a gente tardar años en recuperarse, y algunos otros directamente nunca lo hacen.

Y el problema de los aprobados de Schrödinger es que no pueden permitirse el descanso después de la batalla, porque como no sabes si estás vivo o muerto, todavía hay que seguir peleando. Sobre todo ahora que tenemos procesos abiertos en todas partes, uno seguidito de otro, así que no se puede simplemente esperar a ver si el gato está vivo o muerto antes de seguir adelante.

Eso os pasa ahora con la DPZ. Estoy seguro de que unos cuantos de vosotros tenéis plaza ya, pero aún no lo sabéis hasta que se publiquen las notas. Así que mientras tanto hay que seguir peleando como si el gato estuviera muerto, y mantener la esperanza de que puede estar vivo. Y lo mismo ocurrirá dentro de poco cuando pase este primer proceso del Ayuntamiento, y haya que seguir peleando por las 63 plazas del segundo proceso aunque todavía no hayan publicado las notas del primero.

Yo mismo sé que es un horror estar actualizando cada 5 minutos la página de zaragoza.es/oferta (o la del proceso que sea) a ver si publican notas. Esa angustia de saber que estás a una publicación de cumplir tu sueño o de no cumplirlo todavía es matadora, y de que puede llegar un WhatsApp con las notas en cualquier momento y de ahí se decida tu futuro…. lo sé, creedme, porque he estado ahí, pero no vais a encontrar sustitutivos para una publicación oficial, así que no queda más que esperar.

Es como con las fechas de examen: el circo que hemos tenido durante todo este mes con la gente jurando una cosa y la contraria, y mil fechas sonando, y los sindicatos diciendo y luego retractándose, reservas de aulas que ahora aparecen y luego desaparecen, gente jurando que se lo ha dicho nosequién que se acuesta con una de Relaciones Laborales (y parece ser que algo más que “laborales” visto lo visto), gente diciendo que se lo ha dicho el Alcalde como si el Alcalde no tuviera cosas mejores que hacer en plena campaña, y luego la gente que literalmente se encomienda a brujas, tarots, y todo ese tipo de chorradas que en el mejor de los casos te dirán lo que quieres oír a cambio de un módico precio, y en el peor, prefiero no pensarlo.

Por favor, olvidaros de todo esto. Dedicad toda esa energía vital a estudiar, y que sean los demás los que se desgasten con ese tipo de cábalas y maquinaciones intentando ponerle puertas al campo. Centrad las fuerzas en lo único que podéis controlar del proceso, que es vuestro estudio. Ya el Tribunal dirá la fecha cuando esté decidida.

Pues con esto lo mismo, porque esta será la misma ida de pinza, pero post-examen. Cuando estéis en esta situación del aprobado de Schrödinger, no perdáis el tiempo y las energías en intentar ver si el gato está vivo o muerto. El gato estará vivo o no lo estará, pero hasta que no se abra la caja y termina el experimento no lo vas a saber, y mientras tanto queda mucho trabajo por hacer, esperando lo mejor pero preparándonos para lo peor, así que estad mentalizados para esta situación, porque las notas pueden tardar a veces meses en publicarse, y no se puede estar en shock hasta entonces.

Al final el gato estará vivo o no lo estará, y si no lo está, tendréis otras oportunidades para seguir experimentando, pero solo si no te dejas llevar por el miedo o el agobio y sigues peleando aunque todavía no sepas qué ha sido del pobre bicho.

Así que quedaros con el término, y recordad que la caja está cerrada y no la vas a poder abrir tú sino el Tribunal, y que en cualquier de los casos y hasta que la caja se abre, the show must go on.

Whatsapp a Oposiciones Áctur