Blog

Incredulorum convictioni et viatorum commodo

Para convencimiento de los incrédulos y descanso de viajeros.

Dice así la Wikipedia, fuente de toda sabiduría: Cuando Ramón Pignatelli comenzó a construir un canal que uniera el Cantábrico con el Mediterráneo, fueron muchos los que se rieron de la idea. Cuando las aguas alcanzaron Zaragoza, Pignatelli mandó construir una fuente como testimonio del éxito de las obras del canal a pesar del escepticismo general.

En esa fuente, a la entrada del Canal Imperial a la ciudad de Zaragoza, hizo grabar lo siguiente:

Incredulorum convictioni et viatorum commodo. Anno MDCCLXXXVI
Para convencimiento de los incrédulos y descanso de viajeros. Año 1786.

Esa fuente sigue hoy en día a pocos minutos a pie del edificio Seminario, y es un recordatorio perpetuo para callar las bocas a aquellos que durante años se burlaron del proyecto y decían que nunca se podría hacer una obra semejante, que se quedaría a medias, que nunca funcionaría… A todos ellos les dedicó su fuente inaugural.

Ramón Pignatelli mientras bajaba en barca a Zaragoza por el canal que acababa de construir

No podía evitar acordarme de esta frase épica viendo las últimas noticias que hemos tenido sobre el acceso a la función pública…

  • La obligación de convocar las plazas cubiertas por interinos desde hace más de 3 años en una OEP extraordinaria, saliendo en los próximos años cientos de miles de plazas nuevas y eliminando por vía de hecho la tasa de reposición
  • La reanudación de los procesos selectivos en el Ayuntamiento de Zaragoza, habiéndose hecho ya estas últimas semanas muchos exámenes que estaban pendientes de OEPs anteriores
  • La “estabilización” absolutamente descafeinada para interinos de larga duración, manteniendose en la práctica los términos del Plan Iceta, y dejando en agua de borrajas las aspiraciones de plaza regalada de algunos colectivos de interinos
  • Y por supuesto, el proyecto de OEP del Ayuntamiento de Zaragoza, con el mayor número de plazas de auxiliar administrativo por el turno libre DE LA HISTORIA de nuestro Ayuntamiento. Y oposición pura, sin concurso.

¿Os acordais de toda esa gente que decía que se iban a acabar las plazas? ¿Que se lo iban a quedar todo los interinos? ¿Que en el futuro iba a salir todo por concurso-oposición? ¿Que no se iban a reanudar los procesos hasta el año que viene? ¿Os acordais de toda esa gente que vomitaba y contagiaba negatividad y desánimo por redes sociales y corrillos varios?

Sin duda el viaje del opositor es una travesía dura, llena de obstáculos, valles de desánimo y dificultades varias, pero creo que este proyecto de OEP que ha propuesto el Sr. Alfonso Mendoza, Concejal-Delegado de Personal, podría perfectamente llevar en el encabezado esta frase:

Para convencimiento de los incrédulos y descanso de viajeros.