fbpx

Blog

Parte de Guerra (XIV): Round 2

La semana pasada os comentaba sobre la vista oral del juicio por la OEP 2021, y cómo estaba totalmente claro que ese juicio lo íbamos a ganar.

Pues bien, todavía no había terminado de publicar el post cuando ya leía que el mismo sindicato que recurrió la OEP 2021, para “mantener en proceso judicial vivo” (en otras palabras, porque saben que su demanda anterior está completamente muerta) ha decidido impugnar las bases generales del proceso de estabilización de empleo temporal derivado de la OEP 2021.

No se refieren a las bases del proceso selectivo de las 71+7 plazas por el turno libre del que ya habéis echado las instancias -ese proceso es firme como una roca- sino a las bases generales que debían regir todos los procesos de estabilización de empleo temporal, que incluyen entre otras las 63 plazas de auxiliar administrativo por concurso-oposición. Os dejábamos este post comentando esas bases generales.

Por supuesto y como no puede ser de otra manera, YA NOS HEMOS PERSONADO EN EL PROCESO con abogado y procurador para impedir que esto pueda ir adelante en modo alguno. Si alguno de los aludidos en el post anterior de esta serie (que sabemos que algunos seguís este blog) quiere redimirse y unirse a nosotros en la defensa de los opositores, le guardamos sitio en la mesa.

He tenido ocasión de leer ya la demanda, y necesito remarcar algunas cosas que son absolutamente impresionantes:

  • Se interpuso el último día posible, el 17 de febrero de 2023, es decir, 3 días después de la fecha de celebración de la vista oral en la que salieron escaldados. Es decir, que simplemente es una maniobra para, como ellos dicen, “mantener vivo el proceso judicial”, porque saben que en cuanto su Señoría dicte sentencia esto se acababa.
  • NO PIDEN LA SUSPENSIÓN CAUTELAR, que es lo primero que uno pide cuando impugna algo así. Sabiendo perfectamente como saben que la vista de este juicio será dentro de muchos meses o un año aproximadamente, que los procesos de estabilización están ya convocados en el BOPZ y pendientes de publicación en el BOE, y que quizá para cuando sea el juicio ya se hayan hecho los exámenes, no tiene el más mínimo sentido no pedir la suspensión cautelar si de verdad crees que tienes argumentos para paralizar esto. Es absolutamente increíble que ni siquiera lo hayan pedido, supongo que por no pagar una tarifa extra a la letrada. Pero básicamente eso significa que esta demanda es papel mojado, porque el Ayuntamiento va a seguir adelante como si nada. La interposición de un recurso no paraliza nada, y si ni siquiera pides la suspensión cautelar es síntoma de que ni tú mismo te terminas de creer que tengas argumentos suficientes.
  • Copian mal la fecha límite de publicación de convocatorias derivadas de la Ley 20/2021, que es el 31 de diciembre de 2022, y por alguna razón que no alcanzo a entender, ponen que es a 3 de diciembre de 2022 en lugar de 31 de diciembre de 2022, y por eso al publicarse el día 17 de diciembre estaría fuera de plazo. Con las estupendas ayudas médicas que da el Ayuntamiento para gafas y lentillas no tiene excusa el no haber leído bien el artículo, es plana y simplemente un intento de manipulación que no pasará desapercibido. Se puede discrepar sobre interpretaciones de la Ley, pero no hacer un copiapega de la Ley cambiando lo que literalmente está escrito.
  • Vuelven a confundir conceptos elementales de ACTO y REGLAMENTO. La OEP ya la impugnaron como si fuera un reglamento, pero en juicio la abogada intentó astutamente cambiar la causa de impugnación al 47.1 LPAC dedicado a actos en lugar del 47.2 LPAC dedicado a reglamentos. Pues bien, en este escrito una vez más fundamentan las causas de impugnación en (supuestos) vicios de nulidad de REGLAMENTOS, citándose el 47.2 LPAC. Las bases de un proceso selectivo son ACTOS, no son reglamentos, incluso tratándose de unas bases que afectan a varios procesos de estabilización, y pretender impugnarlo como si fuera un reglamento supone el absoluto naufragio de la demanda.

Se podrían comentar más cosas, pero esas son las que resultan absolutamente de traca, y las que me hacen pensar, al igual que cuando detectamos que en un escrito estaba casi totalmente copiado y pegado de un blog de internet y a lo que le dedicamos este post, que alguien está tomándole el pelo a alguien con esto de las impugnaciones.

Yo defiendo a los míos, y entiendo que el sindicato defienda a los suyos. Es más, hasta respeto eso, y de hecho el sindicato recurrente -desde la más absoluta discrepancia ideológica en algunas cuestiones- me parece un sindicato interesante precisamente porque es combativo y porque vive de las cuotas de sus afiliados y no tanto de subvenciones públicas. Y hasta en algunas cuestiones que plantean podrían tener mi apoyo. Pero les sugeriría cambiar de equipo jurídico, porque con demandas así no hay de dónde rascar.

Respecto a los que aspiráis a presentaros a estos procesos, no os preocupéis, que los procesos seguirán adelante con total normalidad. Al ni siquiera haberse pedido la suspensión cautelar no hay el más mínimo escollo para que estos procesos sigan adelante… otra cosa es ya el atasco o la prisa que tengan en RRHH, pero esta demanda hay que entenderla más como un brindis al sol en el marco de las elecciones sindicales convocadas para el próximo 30 de marzo que como una verdadera amenaza a la continuidad de los procesos.

Seguiremos informando.